Trazos
Bufones de Palacio en la Escuela Militar de Chile
Elias Letelier

 

a Raúl Zurita y José María Memet

 

El Toque de Silencio

oscila en el verso de Chile

mientras alguien juega con los peldaños

de un país sin escaleras.

 

¡Todo es un ascenso!

 

Trepa el poeta yanacona

el flanco patricio de una capitanía sanguinaria

y al centro de un escenario de rostros desaparecidos

dobla la cerviz y canta.

 

Sobre el estuco de gritos en las murallas

un silabario de abandono estremece la permanencia

y con la orfandad de mezquinos juglares

se trenza la metástasis del impune léxico

que hebra las rejas incrustadas en el horizonte.

 

Al amparo de un Estado Mayor

donde desaparecen los desaparecidos

se rinde el poeta plagiador

con su poeta traficante de drogas

y por una miserable estatua mercenaria

de rodillas promueven el perdón

y también el olvido.